El Poder de la Etica :: Prospectiva y Estadística
El poder de la etica Hoy es :
Articulos prospectiva y Estadistica Otras colaboraciones Promocion turistica Referencias Contactenos
Articulos prospectiva y Estadistica
 
   

“EXALTAR EL VALOR HUMANO Y DE NUESTROS PUEBLOS"

Por: José Ignacio Fernández Carús

Relieve de la Piramide de Quetzalcoatl

Xochicalco (Casa de las Flores)

XOCHICALCO, MORELOS al 9 de Agosto del 2011.- Al sur oeste de Cuernavaca, entre los cerros que crecen en las estribaciones de las sierra, se levanta Xochicalco, como un espolón de piedra. Sus muros de contención, taludes, terrazas, calzadas, palacios, pirámides, juegos de pelota y "temazcales", dan forma a una ciudad diversa y monumental. Las alturas vecinas formaban parte de esta ciudad y ahora de sus ruinas. Sin embargo, el nombre de Xochicalco se aplica perfectamente al cerro dónde se asienta su parte principal y cuya superficie toda se encuentra fabricada a mano, según la afortunada expresión del Alzate.

La ciudad fue planeada cuidadosamente. Sus construcciones aprovecharon la configuración del terreno -volúmenes y texturas- para crear el sistema arquitectónico que envuelve al cerro que culmina en la acrópolis. Pensaron la ciudad de modo anticipado y subordinaron la organización de su espacio urbano al cumplimiento de fines sociales, religiosos y militares. Xochicalco debió parecer un cono erizado de trincheras y casamatas, una enorme escultura militar. Cumplía en efecto, funciones de fortaleza, de plaza fuerte, como otras ciudades del pasado.

Fue, también, un importante centro religioso y, según algunas tradiciones, la sede misma de Tamoancahn, el Olimpo y el paraíso indígena, el espacio de todos los prodigios y resurrecciones, el lugar de creación del universo, del tiempo y de la vida humana.

Verdad es que el Xochicalco actual, eminencia calcárea rodeada de maleza, sugiere escasamente la idea del paraíso o jardín del edén. Pero el paisaje que puede contemplarse desde sus alturas, con laguna, árboles y flores , bien podrían acomodarse a esta imagen. La relación mítica e histórica entre Xochicalco y Tamoanchan viene de lejos. Se menciona en remotos cantares en lengua Nahúatl y su naturaleza es motivo de una viva prolongada polémica entre especialistas.

En la cosmovisión indígena, Tamoanchan es patria originaria y el destino final del hombre. Todo peregrinar termina en Tamoanchan y por eso busca su figuración en la tierra o impone ese nombre al lugar donde se detiene. El mito pudo o engendró ciudades verdaderas. Una fuente indígena del siglo XVI la ubica en la provincia de Cuernavaca, que es Cuauhnáhuac y que constituye la primera referencia de quienes, como Francisco Plancarte o Román Piña, la identifican con la ciudad de señorío de Xochicalco. Comparte la opinión, Miguel León Portilla, quien dice que hay elementos para confirmar la relación legendaria entre la Casa de las flores, Xochicalco, y el mítico Tamoanchan.

Se atribuyen a tamoanchan otras residencias terrestres. Alguno piensa que el nombre se aplica a una extensa comarca que comprendía parte de los valles de puebla, Tlaxcala, México y Cuernavaca. Algunos más, que estuvo en Chalco o en un punto indefinible próximo a la costa de Veracruz. Habría que anotar, al margen de esta erudita controversia, que no hay ni puede haber genuinas certidumbres respecto del espacio real que ocupan los lugares ficticios. El mito geográfico o utopía es, por fatalismo etimológico, el lugar que no existe. Pero la transfiguración de Xochicalco en Temoachan resulta, en todo caso, parte del patrimonio legendario de Xochicalco, el lugar donde el devastado rostro de la ciudad esconde o representa su esplendor pasado y donde la vieja ciudad, ya perdida en los arrabales del tiempo, escondía o representaba a otra imaginaria.

Cualquiera pensaría que el mas importante monumento de Xochicalco, la llaman Pirámide de las Serpientes Emplumadas, y estuvo consagrado a Quetzalcoatl. Así lo proclaman las ocho enormes serpientes que ciñen la base del templo y los vestigios de otras dos que se encuentren las faldas de la escalera principal. La serpiente de plumas de quetzal es el nombre y la presentación icono gráfica de Quetzalcóatl, cuyo culto se manifiesta en distintos y distantes puntos del mundo meso americano.


 
 
Canal once TV
Banco Mundial Mexico
BIS
Washington Post

Para cualquier información sobre está página favor de contactar al
Dr. José Ignacio Fernández Carús
Director y Editor General
info@elpoderdelaetica.com