El Poder de la Etica :: Prospectiva y Estadística
El poder de la etica Hoy es :
Articulos prospectiva y Estadistica Otras colaboraciones Promocion turistica Referencias Contactenos
Articulos prospectiva y Estadistica
 
   

BANCOS GLOBALES DE IMPORTANCIA SISTÉMICA: METODOLOGÍA DE EVALUACIÓN Y REQUERIMIENTO DE ABSORCIÓN DE PÉRDIDAS ADICIONALES

Por: José I Fernández C

Foto: Head Office, Bank of International Settlements

BASILEA, Suiza al 10 de Enero del 2012

. Introducción

1. Durante la reciente crisis financiera iniciada en 2007, las repercusiones de la quiebra o deterioro patrimonial de varias instituciones financieras globales y de gran tamaño alcanzaron a todo el sistema financiero, lo que perjudicó a su vez a la actividad económica real. Los supervisores y otras autoridades relevantes contaban con limitadas opciones para evitar que problemas de entidades individuales se propagasen y, con ello, socavasen la estabilidad financiera. Como consecuencia, la intervención a gran escala del sector público se hizo necesaria para poder restablecer la estabilidad financiera. Dados los costes financieros y económicos asociados a estas intervenciones, así como el consiguiente aumento del riesgo moral, es preciso aplicar medidas adicionales encaminadas a reducir la probabilidad y gravedad de los problemas que nacen de la quiebra de instituciones financieras globales de importancia sistémica (G-SIFI).

2. En respuesta a la crisis, el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea (el Comité de Basilea1) emprendió varias reformas para mejorar la resistencia de los bancos y de los sistemas bancarios. Entre otras, acordó elevar en cantidad y calidad los requerimientos de capital para el sistema bancario, mejorar la cobertura de riesgos, introducir un coeficiente de apalancamiento como complemento del régimen basado en el riesgo, colchones de conservación de capital y anticíclicos, así como un marco internacional para el riesgo de liquidez.

Las medidas de suficiencia de capital se aplican a todos los bancos con actividad internacional y garantizan que todos mantienen un nivel adecuado de capital en función de su exposición al riesgo. Algunas de las medidas tendrán un impacto particular en los bancos globales de importancia sistémica (G-SIB), dado que sus modelos de negocio han puesto por lo general mayor énfasis en la contratación de valores y actividades relacionadas con los mercados de capitales, a los que afecta especialmente el endurecimiento de la cobertura de riesgos del marco de capital.

Por muy importantes que sean estas medidas, no bastan para afrontar las externalidades negativas que plantean los G-SIB, ni para proteger al sistema de los riesgos de contagio más amplios que estos generan. El motivo por el que se adoptan medidas adicionales para los G-SIB es que crean externalidades negativas transfronterizas a las que las actuales políticas reguladoras no responden plenamente.

3. Son bien conocidas las externalidades negativas asociadas a instituciones cuya quiebra no se permitiría debido a su tamaño, interconexión, complejidad, insustituibilidad o alcance global. Al buscar maximizar sus beneficios privados, las instituciones financieras individuales pueden racionalmente tomar decisiones que, por no tener en cuenta dichas externalidades, son sub-óptimas para el conjunto del sistema. Además, los costes en forma de riesgo moral asociados a las garantías implícitas en el esperado apoyo del Gobierno pueden amplificar la asunción de riesgo, reducir la disciplina del mercado, crear distorsiones en la competencia y aumentar aún más la probabilidad de episodios de tensión en el futuro. Como resultado, los costes relativos al riesgo moral se suman a cualesquiera costes directos de apoyo que puedan tener que sufragar los contribuyentes.

4. Además, un problema en un G-SIB cualquiera deja de ser un problema exclusivo de las autoridades nacionales por sus posibles repercusiones transfronterizas en instituciones financieras de muchos países, y potencialmente en la economía mundial en general, por lo que se requiere un acuerdo mínimo a nivel mundial. 5. No existiendo una única solución a las externalidades planteadas por los G-SIB, desde instancias oficiales se están abordando estas cuestiones con una metodología multidimensional. El objetivo general de las políticas es el siguiente:

• reducir la probabilidad de quiebra de los G-SIB, aumentando su capacidad de absorción de pérdidas mientras mantienen su actividad como entidades viables; y,

• reducir el alcance o el impacto de la quiebra de un G-SIB, mejorando los marcos de recuperación global y de resolución.

6. Las medidas adoptadas por el Comité de Basilea en este documento abordan el primer objetivo, fundamental y necesario, de exigir una capacidad adicional de absorción de pérdidas a los G-SIB mientras son viables, reduciendo con ello su probabilidad de quiebra. Estas medidas complementan las adoptadas por el Consejo de Estabilidad Financiera (FSB) para establecer robustos regímenes nacionales de resolución y recuperación, así como para mejorar la armonización y coordinación transfronterizas. Sin embargo, incluso con una mejor capacidad de resolución, la quiebra de los mayores y más complejos bancos internacionales seguirá planteando riesgos desproporcionados para la economía mundial3.

7. Este documento expone las medidas desarrolladas por el Comité de Basilea sobre la metodología para evaluar la importancia sistémica global, sobre la magnitud de la absorción de pérdidas adicional que deberían tener los G-SIB, y sobre los acuerdos relativos a su aplicación progresiva. Con ello se satisface una petición presentada por el FSB en su documento Reducing the moral hazard posed by systemically important financial institutions - FSB Recommendations and Time Lines4, aprobado por los líderes del G-20 en noviembre de 2010. 8. El trabajo del Comité de Basilea se integra en un esfuerzo más amplio del FSB por reducir el riesgo moral que implican las G-SIFI. Otras medidas del FSB sobre recuperación y resolución abordan el segundo objetivo indicado, consistente en reducir el impacto de la quiebra de un G-SIB. Estas políticas permitirán reducir el impacto de su quiebra y ayudarán al mismo tiempo a la igualdad de condiciones al reducir las ventajas competitivas que poseen las entidades consideradas «demasiado grandes para dejarlas quebrar» en los mercados de financiación. Las políticas, desarrolladas en estrecha coordinación con el Comité de Basilea, han sido publicadas por el FSB simultáneamente con este documento5.

9. Como indican las Recomendaciones del FSB, «conforme se adquiera experiencia, el FSB revisará la forma de ampliar el marco para abarcar un grupo más amplio de SIFI, incluidas la infraestructura de los mercados financieros, las compañías de seguros y otras instituciones financieras no bancarias ajenas a la estructura de un grupo bancario».

10. La sección siguiente describe la metodología para determinar la importancia sistémica global de un banco. La Sección III presenta la capacidad adicional de absorción de pérdidas que se exigirá a los G-SIB, mientras que la Sección IV expone los instrumentos de capital que pueden utilizarse a tal efecto. La interacción del recargo de capital con otros elementos del marco de Basilea III se describe en la Sección V y, por último, la Sección VI analiza las disposiciones transitorias.

II. Metodología de evaluación de la importancia sistémica de los G-SIB

11. Las Recomendaciones del FSB solicitaban al Comité de Basilea que desarrollase una metodología de evaluación con indicadores cuantitativos y cualitativos para evaluar la importancia sistémica de las G-SIFI (párrafo 48). Las Recomendaciones del FSB también señalan que «el FSB y las autoridades nacionales, en consultas con el BCBS, el CGFS, el CPSS, la OICV/IOSCO y la IAIS, basándose en los indicadores cualitativos y cuantitativos relevantes, determinarán para mediados de 2011 las instituciones a las que se aplicarán inicialmente las recomendaciones del FSB sobre G-SIFI» (párrafo 43). Esta sección expone la metodología de evaluación desarrollada por el Comité de Basilea.

12. El Comité de Basilea ha desarrollado una metodología para evaluar la importancia sistémica de los G-SIB. Esa metodología se fundamenta en una medición basada en indicadores. Los indicadores seleccionados reflejan los diferentes aspectos de los factores que generan externalidades negativas y hacen que un banco sea importante para la estabilidad del sistema financiero6. La ventaja del método de medición basado en múltiples indicadores es que recoge numerosas dimensiones de importancia sistémica, es relativamente sencillo y más robusto que los enfoques de medición actuales basados en modelos y las metodologías que se basan únicamente en un pequeño conjunto de indicadores o variables de mercado. 13. Ningún método medirá perfectamente la importancia sistémica para todos los bancos globales. Estos bancos varían mucho en sus estructuras y actividades y, por lo tanto, también en la naturaleza y el grado de riesgo que representan para el sistema financiero internacional. De ahí que la metodología basada en indicadores cuantitativos pueda complementarse con información cualitativa, incorporándose esta a través de un marco que integra el juicio discrecional de las autoridades de supervisión. Ahora bien, solo en casos excepcionales y notorios debería superponerse o prevalecer la discrecionalidad supervisora sobre los resultados de la metodología basada en indicadores, sujeta además a un proceso de revisión paritaria internacional a fin de asegurar la consistencia en su aplicación.

Fuente:

Gregor C Heinrich
 Representante Titular Banco de Pagos Internacionales/
Bank for International Settlements (BIS) Oficina de Representación para las Américas México, D.F.

Nota:

Agustín Carstens appointed Chair of the BIS Consultative Council for the Americas 9 January 2012

The Board of Directors of the Bank for International Settlements (BIS) today announced the appointment of Agustín Carstens as Chair of the BIS Consultative Council for the Americas (CCA). Mr Carstens is Governor of the Bank of Mexico.


REPORTE COMPLETO  
 
 
Canal once TV
Banco Mundial Mexico
BIS
Washington Post

Para cualquier información sobre está página favor de contactar al
Dr. José Ignacio Fernández Carús
Director y Editor General
info@elpoderdelaetica.com