El Poder de la Etica :: Prospectiva y EstadĂ­stica
El poder de la etica Hoy es :
Articulos prospectiva y Estadistica Otras colaboraciones Promocion turistica Referencias Contactenos
Articulos prospectiva y Estadistica
 
   

"ASPECTOS MÁS DESTACADOS DE LOS FLUJOS DE FINANCIACIÓN MUNDIAL1"

Por: José Ignacio Fernández Carús

Foto: El que suscribe, periodista autorizado por el Banco de Pagos Internacionales, sitio auspiciado por el BIS (BWW).

BASILEA, SUIZA al 7 de Marzo 2016.- El BPI, en colaboración con bancos centrales y autoridades monetarias de todo el mundo, compila y distribuye datos sobre la actividad financiera internacional. Con estos datos, confecciona indicadores de liquidez mundial e indicadores de alerta temprana sobre riesgos de crisis financieras. Este capítulo analiza las tendencias recientes de estos indicadores y resume los últimos datos sobre los mercados bancarios internacionales, disponibles hasta septiembre de 2015, y sobre títulos de deuda internacionales, disponibles hasta diciembre de 2015.

Resumen

• La financiación internacional, medida mediante los indicadores de liquidez mundial del BPI (GLI), se ralentizó en el segundo semestre de 2015. El crédito bancario internacional agregado disminuyó durante el tercer trimestre en comparación con los niveles registrados un año antes. El volumen total de títulos de deuda internacionales creció durante los 12 meses hasta diciembre de 2015, pero a un ritmo inferior al de años anteriores.

• El crédito en dólares estadounidenses a prestatarios no bancarios de fuera de Estados Unidos se situó en 9,8 billones de dólares en septiembre de 2015, permaneciendo prácticamente inalterado respecto del dato anterior registrado en junio. El endeudamiento en dólares por entidades no bancarias de las economías de mercado emergentes (EME) se situó en 3,3 billones de dólares, de nuevo casi igual que en junio. Fue la primera ocasión desde 2009 en que no aumentó.

• La cantidad total de activos transfronterizos cayó por segundo trimestre consecutivo, debido principalmente a la disminución de los activos frente a las principales EME. La contracción global por valor de 157 000 millones de dólares entre finales de junio y finales de septiembre de 2015 fue menor que la del trimestre anterior y situó los activos vigentes en 27 billones de dólares. Los activos transfronterizos de los bancos frente a las EME se redujeron en 141 000 millones de dólares en el tercer trimestre, es decir, un 6% interanual. Este retroceso se debió principalmente a la evolución de los activos frente a las economías emergentes de Asia y China en particular, mientras que los activos frente a otras EME variaron relativamente poco.

• El total de títulos de deuda internacionales en circulación disminuyó un 0,2% en el cuarto trimestre de 2015, superando las amortizaciones a las nuevas emisiones en 47 000 millones de dólares.

• La contracción se debió sobre todo a una emisión débil por parte de las entidades financieras de las economías avanzadas. La emisión neta de las EME se mantuvo relativamente estable.

• El euro ganó popularidad como moneda de denominación entre los emisores no financieros con sede en Estados Unidos, cuya emisión neta en euros durante el cuarto trimestre supuso el 48% del total de la emisión en el país.

El crédito mundial se ralentiza

El total de crédito internacional se ralentizó en el tercer trimestre de 2015. Los activos bancarios internacionales agregados2 se contrajeron un 0,8% respecto de la cifra registrada un año antes (Gráfico 1, panel superior). La disminución de los activos interbancarios contrarrestó un crecimiento positivo, aunque ralentizado, de los activos bancarios frente a prestatarios no bancarios. Esta circunstancia supuso la primera contracción manifiesta de los activos bancarios internacionales desde el primer trimestre de 2014. La emisión de títulos de deuda internacionales3 fue más estable. El total de títulos en circulación se redujo ligeramente en el cuarto trimestre de 2015 respecto del tercero, pero aun así fue un 2,3% superior al nivel del año anterior (Gráfico 1, panel inferior)4.

No obstante, tal y como se comentará más adelante, la emisión de títulos de deuda procedente de las economías emergentes, aunque positiva en términos netos, fue notablemente inferior en el segundo semestre del año. La emisión internacional siguió estando dominada por el sector no bancario5.

Esta evolución del crédito bancario y las emisiones de deuda a nivel internacional es significativa porque podría marcar un punto de inflexión en la liquidez mundial, entendida en sentido amplio como la facilidad para obtener financiación en los mercados financieros internacionales6. Las épocas de abundante financiación internacional tienden a coincidir con actitudes exuberantes frente al riesgo, como reflejan, por ejemplo, unos niveles relativamente bajos del índice VIX, que mide las expectativas de volatilidad del mercado en base a los precios de las opciones (Gráfico1). Más concretamente, el endeudamiento en divisas podría generar descalces de monedas y utilizarse para financiar carry trades insostenibles. Al mismo tiempo, a medida que el crecimiento se frena en algunas de las economías emergentes más grandes, la menor demanda de crédito también ha hecho mella en la ralentización de la financiación internacional.

De hecho, el volumen en circulación de crédito en dólares y euros concedido a no residentes distintos de entidades financieras se estancó en el tercer trimestre. El total de crédito en dólares estadounidenses a prestatarios no financieros de fuera de Estados Unidos permaneció eminentemente estable en un nivel de 7,9 billones de dólares durante el segundo y tercer trimestres (Gráfico 2, paneles superiores). Cuando se incorporan los prestatarios financieros no bancarios, esa cantidad asciende a 9,8 billones de dólares, lo que supone de nuevo una escasa variación en el tercer trimestre respecto del segundo (Gráfico 3, panel izquierdo). El crédito en dólares estadounidenses concedido a entidades no bancarias de economías de mercado emergentes permaneció en torno a los 3,3 billones de dólares (Gráfico 3, panel derecho). Tal y como ocurrió a lo largo de 2015, el crédito en dólares estadounidenses a no residentes evolucionó de forma divergente según fuera bancario o a través de títulos de deuda; mientras el crédito bancario denominado en dólares fuera de Estados Unidos se ralentizó ostensiblemente, la emisión de títulos de deuda por parte de no residentes siguió creciendo a bueno ritmo (Gráfico 2, panel superior derecho).

9,8 billones de dólares, lo que supone de nuevo una escasa variación en el tercer trimestre respecto del segundo (Gráfico 3, panel izquierdo). El crédito en dólares estadounidenses concedido a entidades no bancarias de economías de mercado emergentes permaneció en torno a los 3,3 billones de dólares (Gráfico 3, panel derecho). Tal y como ocurrió a lo largo de 2015, el crédito en dólares estadounidenses a no residentes evolucionó de forma divergente según fuera bancario o a través de títulos de deuda; mientras el crédito bancario denominado en dólares fuera de Estados Unidos se ralentizó ostensiblemente, la emisión de títulos de deuda por parte de no residentes siguió creciendo a bueno ritmo (Gráfico 2, panel superior derecho).

El crédito denominado en euros a prestatarios de fuera de la zona del euro tampoco varió, registrando 2,2 billones de dólares frente a prestatarios no financieros y 2,7 billones si se incluyen las entidades financieras no bancarias. El crédito frente a no residentes en yenes japoneses permaneció relativamente bajo, por un total de 392 000 millones de dólares, con contracciones del crédito tanto bancario como a través de títulos de deuda a no residentes durante el tercer trimestre (Gráfico 2, paneles inferiores).

La ralentización en la evolución de las cifras agregadas de crédito internacional que parece haberse producido a finales de 2015, coincidiendo con un acusado aumento del VIX, podría indicar un endurecimiento de las condiciones de financiación externa para las economías de mercado emergentes. Las consecuencias se han dejado sentir recientemente en mercados turbulentos (véase en este Informe Trimestral el capítulo «La calma tensa da paso a turbulencias»). La fortaleza del dólar desde mediados de 2014 puede haber contribuido, con efecto retardado, a incrementar la presión sobre los prestatarios para reducir o deshacer estas posiciones. Más recientemente, en países como China, las condiciones más restrictivas se han visto reflejadas en una ralentización o incluso una inversión de tendencia en algunas categorías de flujos de capital, y en una disminución de las posiciones en divisas (Recuadro 1). Si persisten estas condiciones de liquidez mundial más restrictivas, podrían incrementarse los riesgos para la estabilidad en determinados países, sobre todo en aquellos donde otros indicadores ya apuntan a una intensificación del riesgo de tensión financiera (Recuadro 2).

El resto de este capítulo analiza con mayor detenimiento los patrones de financiación internacional durante el segundo semestre de 2015. La siguiente sección estudia los flujos bancarios internacionales del tercer trimestre, incluyendo un desglose por país y región del prestatario. A continuación, se examina la emisión de títulos de deuda internacionales con datos hasta el cuarto trimestre de 2015. El Recuadro 1 considera la evolución reciente de los flujos de capital hacia y desde China, mientras que el Recuadro 2 examina los indicadores de alerta temprana de tensión bancaria del BPI.

Fuente: Banco de Pagos Internacionales, información bajo embargo solo para periodistas autorizados por el banco. 


"REPORTE COMPLETO" 
 
 
Canal once TV
Banco Mundial Mexico
BIS
Washington Post

Para cualquier información sobre está página favor de contactar al
Dr. José Ignacio Fernández Carús
Director y Editor General
info@elpoderdelaetica.com