El Poder de la Etica :: Prospectiva y Estadística
El poder de la etica Hoy es :
Articulos prospectiva y Estadistica Otras colaboraciones Promocion turistica Referencias Contactenos
Articulos prospectiva y Estadistica
   
“PROCEDIENDO CON CAUTELA: UNA INSPECCIÓN PARA LOS BANCOS CENTRALES SOBRE MONEDAS DIGITALES 1”
Por: José Ignacio Fernández Carús

Una inspección de bancos centrales muestra que la mayoría está estudiando en colaboración las implicaciones de las monedas digitales de un banco central. Si bien muchos han llegado a la etapa de considerar cuestiones prácticas, los bancos centrales parecen proceder con cautela y pocos informes planean emitir una moneda digital a corto o mediano plazo.

Por: José Ignacio Fernández Carús

BASILEA, SUIZA al 8 de Enero del 2018.

Introducción

Los pagos están cambiando a un ritmo acelerado. Los usuarios esperan pagos más rápidos y fáciles en cualquier lugar y en cualquier momento, lo que refleja la digitalización y la conveniencia de otros aspectos de la vida (Bech et al (2017)). Y, aunque los pagos en papel, como cheques y efectivo, todavía desempeñan funciones importantes, las nuevas tecnologías y los participantes en el mercado están desafiando a los sistemas de pago bancarios tradicionales (Jakobsen (2018)).

Además de los cambios en la forma en que se realizan los pagos, incluso el tipo de dinero utilizado podría estar cambiando. Al parecer, en todo el mundo, los bancos centrales están pensando en cómo las nuevas monedas digitales del banco central (CBDC) podrían reemplazar al dinero tradicional (CPMI-MC (2018)). Existe un interés público importante en un cambio potencial tan fundamental, y este documento hace un balance del trabajo y pensamiento actuales de los bancos centrales. Se basa en una encuesta reciente de bancos centrales a la que respondieron 63 (representando jurisdicciones que cubren cerca del 80% de la población mundial). La encuesta preguntó a los bancos centrales acerca de su trabajo actual sobre los CBDC, qué motiva ese trabajo y qué tan probable es su emisión de un CBDC.

La inspección muestra que, aunque la mayoría de los bancos centrales están investigando los CBDC, este trabajo es principalmente conceptual y solo unos pocos intentan emitir un CBDC a corto o mediano plazo.

Monedas digitales del banco central

El informe de 2018 realizado por el Comité de Pagos e Infraestructuras de Mercado (CPMI) y el Comité de Mercados (MC) define los CBDC como nuevas variantes del dinero del banco central diferentes del efectivo físico o las cuentas de reserva / liquidación del banco central.

entrar

“GRAN TECNOLOGÍA EN FINANZAS Y NUEVOS RETOS PARA LA POLÍTICA PÚBLICA”
Por: José Ignacio Fernández Carús

Buenos días damas y caballeros. Me complace estar aquí en la Cumbre Bancaria de FT y ser parte de esta impresionante lista de oradores. Gracias también a los organizadores por la oportunidad de abrir la conferencia.

Como muchos de ustedes, siempre he estado interesado en el potencial de innovación para mejorar los servicios financieros. Uno de los desarrollos más notables en los últimos años ha sido el ingreso de grandes compañías de tecnología al ámbito de los servicios financieros, que ofrecen servicios de pago, crédito, seguros e incluso gestión de patrimonio a clientes minoristas y pequeñas empresas.

Estas grandes empresas tecnológicas son las más activas en China, en particular Ant Antibra y Tencent de Alibaba Group, pero también están presentes en África Oriental, Sur y Sudeste de Asia, Europa, América Latina y América del Norte.1 Como muestra el Gráfico 1, “gran tecnología” es un nombre apto. La capitalización de mercado de las grandes empresas de tecnología es en algunos casos más grande que las instituciones financieras más grandes del mundo.

Las grandes firmas tecnológicas tienen características especiales que las distinguen de las firmas fintech. Mientras que las firmas de fintech ofrecen servicios financieros con tecnología digital, las grandes firmas de tecnología se enfocan desde la otra dirección: su negocio principal es la tecnología y no las finanzas.

En particular, la principal ventaja de las grandes empresas tecnológicas es que pueden explotar las redes de clientes existentes y las enormes cantidades de datos generados por sus líneas de negocios. Big data es el núcleo de su negocio. Los datos dan a las grandes empresas tecnológicas la ventaja sobre los competidores. Pero para los responsables de las políticas públicas, este aspecto representa uno de los mayores desafíos.

La participación de Big Tech en finanzas comenzó con los pagos, especialmente en China, donde las soluciones tecnológicas para pagos móviles realmente han despegado: los pagos móviles de gran tecnología para consumo representan el 16% del PIB en China, en comparación con menos del 1% en países como Estados Unidos. Estados y el Reino Unido, donde las tarjetas de crédito son más populares.

Las grandes empresas tecnológicas también otorgan créditos o venden seguros y productos de ahorro, ya sea directamente o en asociación con instituciones financieras. Los fondos del mercado monetario en línea (MMF) también han crecido significativamente en los últimos años. Por ejemplo, como muestra el panel de la izquierda del Gráfico 2, el fondo Yu’ebao (o "tesoro sobrante"), ofrecido por Ant Financial, tenía activos bajo administración de CNY 1.3 billones (USD 200 mil millones) en septiembre de 2018, lo que hace que sea el más grandeMMFintheworld. Es mayor que el depósito de un año (gráfico 2, panel derecho).

entrar

Informe Trimestral del BPI, diciembre de 2018: teleconferencia
Por: José Ignacio Fernández Carús

Declaraciones oficiales (on the record) de Claudio Borio, Jefe del Departamento Monetario y Económico, y Hyun Song Shin, Asesor Económico y Jefe de Estudios, del Banco de Pagos Internacionales, 14 de diciembre de 2018.

Claudio Borio

No ha sido el primero ni será el último. Tan solo ha sido otro bache en el estrecho camino hacia la normalización de la política monetaria.

En octubre, los mercados financieros entraron en una zona de turbulencias. Esta vez, las mayores sacudidas las sufrieron los mercados estadounidenses, precisamente los que habían avanzado a toda máquina en el trimestre anterior pese a las vacilaciones de otros mercados de economías avanzadas (EA) y la caída de los de economías de mercado emergentes (EME). Siguió una fase más sosegada, aunque tensa, que dio paso a nuevos temblores a principios de diciembre.

Las turbulencias de octubre tenían todos los visos de ser una corrección repentina de los rendimientos de los bonos («snapback»), bien es cierto que comparativamente suave. Ante el repunte de la volatilidad que suele acompañar a estos episodios, las bolsas cedieron todas las ganancias acumuladas desde el comienzo del año y, paralelamente, las primas por plazo se descomprimieron y las tasas de interés, tanto nominales como reales, subieron. De hecho, el rendimiento de los títulos del Tesoro estadounidense a 10 años avanzó y se movió sistemáticamente por encima de la barrera psicológica del 3%. Los diferenciales de la deuda corporativa se ampliaron, especialmente en el segmento de alta rentabilidad.

Las turbulencias de principios de diciembre, en cambio, mostraron más trazas de un repliegue hacia activos seguros. Las cotizaciones bursátiles cayeron, de nuevo tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo, pero en esta ocasión los rendimientos de los bonos bajaron, volviendo a situarse claramente por debajo de la barrera del 3%. Mientras tanto, los diferenciales crediticios continuaban ampliándose.

El reajuste de los precios en los mercados financieros podría obedecer a dos causas: las contradictorias señales procedentes de la economía pese a los buenos resultados anunciados por las empresas y los consiguientes cambios en la percepción de los inversores sobre la orientación de la política monetaria de la Reserva Federal. Hasta entonces, los inversores habían previsto un endurecimiento gradual pero persistente. Sin embargo, en los primeros días de diciembre revisaron a la baja sus expectativas sobre el ritmo de la normalización, en parte por el tono de las declaraciones de las autoridades, y comenzaron a preocuparse más por las perspectivas de crecimiento.

entrar

Promoción Turística
Portal Playas México
www.playasmexico.com.mx
 
The Fairmont Acapulco Princess
www.fairmont.com

Bella Perla del Pacífico
Por José Ignacio Fernández Carús
EL FUERTE SAN DIEGO
El original Fuerte de San Diego fue utilizado por mas de 150 años, antes que un terremoto lo destruyera en 1776. La nueva fortaleza que lo remplazara, se termino en 1783 y le fue dado el mismo nombre, y el mismo a sobrevivido hasta nuestros tiempos.

Desigualdad en América Latina y el Caribe: ¿ruptura con la historia?
www.bancomundial.org/alc
 
Otras Colaboraciones
 

Para cualquier información sobre está página favor de contactar al
Dr. José Ignacio Fernández Carús
Director y Editor General info@elpoderdelaetica.com